lunes, 8 de diciembre de 2008

Tienes que decir te quiero


Uno de los momentos que más me emocionó al leer The Sandman, sucede cuando en un funeral un personaje comenta algo así como: "Me arrepiento de no haberle dicho lo mucho que me importaba, que me hacía reír, que hacía que el mundo era un mejor lugar".
Antes de eso, siempre expresé mis sentimientos hacia mis seres queridos. Después de eso, lo hago más aún. No necesito estar ebrio o que sea un "momento especial" para hacerlo. Los momentos solo son momentos. Lo especial es una sensación que se tiene de vez en cuando y por motivos extraños.

Me llaman mucho la atención las cadenas "de amor" por mail: Alguien recibe un mail que habla de la amistad y el amor (Usualmente terminan en amenazas horrendas del tipo "pero si usted no manda esto a mil personas, su casa explotará"), entonces quién recibe esta cadena, la reenvía a sus amigos, o por último a los contactos que tiene más a mano.

En el populars facebook hay aplicaciones como "Amigos inolvidables", "gente que quiero", "gente que vale la pena" y muchas otras también. Y la gente agrega a -supuestamente- las personas por las que siente esa emoción.

Yo no comparto el amor en cadena, ni el amor en aplicaciones. No me ofenden tampoco, pero soy más de la idea de escribir uno mismo un mail de amor o un mensaje de amor por mail, MSN, o decirlo en persona.

Creo que a todos los que quiero se los he dicho claramente. Claro, las mujeres puedenpensar que la declaración de amor es por que uno "quiere algo". Y es normal, ya que estamos en un mundo donde todo pareciera que todo se hace por algo.

Mi amor es gratuíto. No me averguenza decirle a mis seres queridos que los quiero.

Un amigo que no veo casi nunca siempre dice "Soy tu amigo, si estás mal y me necesitas, yo estaré ahí". Pero la verdad eso no me parece. Yo prefiero estar ahí y dar mi amor a mis amigos siempre. Invitarlos si tengo actividades, ir a visitarlos, llamarlos por teléfono, enviarles un mail de amor. Trabajar para ellos. Preguntarles como están.

Y si están "cagados" verán a quién llaman. Y no me parece muy razonable ni lógico llamar a un amigo que nunca veo, ni nunca me saluda, justo el día en que estoy colapsado.

Vuelvo a algo que por lo general voy. Tema recurrente. Yo no me quedo en la anécdota. No me interesa lo trivial. Lo extraordinario sucede si lo permitimos.

0 comentarios via Blog:

Publicar un comentario

Toonlet xD