viernes, 9 de enero de 2009

Del dinero y el mal


Cuando el hombre inventó el dinero, probablemente creó el mejor invento del mundo, por razones obvias. En la era del trueque, la gente cambiaba verduras por ropa, huevos por verduras y frutas, que se yo. El dinero en cambio permite intercambiar cualquier cosa por cualquier cosa. Sin embargo, la experiencia de vida hace que debido a la ignorancia, el ser humano termine utilizando todo para hacer estupideces. Mucha gente vive con más dinero del que podría gastar en su vida y en la vida de su familia más de diez veces. Y sigue en ese proceso de tener más. Por otro lado, la gente que menos tiene en el mundo, muere por no tener alimentos básicos, vacunas, agua potable. Mientras usted lee esto, en este mismo planeta, están pasando cosas horrorosas. No digo que el responsable sea el dinero, ya que el dinero no tiene cerebro. Es un objeto y nada más. Pero el ser humano manipula el dinero y da un valor que este no tiene. Todos los seres humanos somos similares. Sentimos miedo, dolor, tristeza. Por eso en muchas ideologías, religiones y filosofías se habla de la compasión y del amor. No hagas a otros lo que sabes que duele. Se tiende a pensar en números. Body count. 100 víctimas. 200 femicidios. 300 accidentes en las carreteras. 400 detenidos desaparecidos. 300 víctimas de un atentado. Pero la verdad es que no son números. Son personas. Detrás de cada cifra hay un ser humano igual a tí. Con sueños, esperanzas, aspiraciones, alegrías y tristezas. Por lo general detrás de cada acto cruel hay dinero en alguna medida.

Entre las cosas que no me dejan de sorprender de la vida, está la gente poco solidaria, que no da limosnas a los mendigos y que les ignora como si no existiesen, o que piensa que los mendigos son "flojos". Cualquiera que mendigue debe producir lástima, ya que es una forma indigna de existir. Me llama la atención la gente que debido al consumo de drogas y alcohol terminan sus días viviendo como animales, robando lo que puedan, mendigando, mintiendo y desagradando a los demás. Nadie les quiere, a nadie le importan. Y la responsabilidad es solo suya, pero las drogas son demonios poderosos, y cuando vampirizan a alguien, lo hacen hasta la muerte. Privan de la fuerza de voluntad y las personas pierden el interés en vivir. Nada les importa excepto poder seguir consumiendo.

Me llama la atención que existan personas capaces de asesinar para ganar dinero, de forma directa o indirecta. Fabricar armas, drogas, es tan horrible como apuñalar a otro ser humano.

Me intrigan los millonarios, a quienes les sobra el dinero en un mundo con gente que no tiene que comer. Me pregunto si cuando ven las noticias o leen los diarios, no sienten el deseo de que no hayan tantas injusticias. Por desgracia conozco la respuesta.

Me da mucha tristeza la gente que es capáz de perder su vida por defender su dinero de ladrones. La vida es lo único realmente importante que tienen.
Tal vez se pueda pasar hambre y tener deudas, pero esas experiencias son una mejor opción que estar muerto.

Me intriga si efectivamente creen en lo que predican las grandes religiones del mundo, que con mensajes de amor, en realidad lo único que hacen es ganar sumas inmensas de dinero, construír palacios, vestir de oro y diamantes a sus líderes, mientras hablan de amar a los pobres.

Es tan evidente que la humanidad es ignorante, poco solidaria, cruel, que no es de extrañar que haya gente que trata mal a los animales. No existe amor ni misericordia por los niños ni por los ancianos, ni por otros seres humanos. La gente no se extraña ni se conmueve por el dolor ajeno, y si lo hace, es solo por la anécdota. Lloremos por la pobre gente que sufre, pero no hagamos nada al respecto, total, no es nuestro problema.

Sería tan fácil vivir en un mundo feliz. Es cosa de dar un consejo, ayudar a los que tienen menos, no hace daño a ningún ser vivo.

El primer paso es asumir profundamente que no hay nada más importante que la vida. No se necesita demasiado para vivir. Y nada vale tanto la pena como amar al otro. No hay dinero que compre la felicidad. El dinero solo sirve para comprar productos y servicios.

Con dinero puedes pagar por sexo, pero no comprar amor.
Con dinero puedes conseguir gente a tu alrededor, pero no amigos.
Con dinero puedes comprar muerte, pero no vida.
Con dinero puedes comprar libros, pero no cultura.
Con dinero puedes pagarle a alguien para que te escuche, pero no puedes comprar apoyo.

Sin embargo, con dinero puedes ayudar al mundo. Puedes hacer tanto bien. Recuerda que no necesitas tanto dinero para vivir. Con dinero puedes mitigar el dolor de los que sufren. Ayudar a erradicar la miseria en el mundo. Educar. Y sin dinero también puedes ayudar a otros. Una palabra de apoyo no cuesta nada. Busquemos con otras personas los puntos en común que son muchos y no las diferencias.

Recuerda que si no estás en contra del problema, eres parte del problema.

Y más importante Siempre puedes cambiar para bien.

<3

0 comentarios via Blog:

Publicar un comentario

Toonlet xD