lunes, 5 de enero de 2009

Vidas Vulnerables de Pablo Simonetti


Todo lo que me llega a las manos lo leo, es raro que deje un libro o un comic a medio leer. No digo esto porque el libro que voy a mencionar me parezca una mierda ni mucho menos, pero creo que -al igual que muchas cosas que he leído- ha sido única y exclusivamente por recomendación, no por tincada. Entre las personas que conozco con quienes compartimos gustos afines en la literatura, está Caty (si, la misma, la barbie chilena, cantante electropop, artista visual y bla bla bla). No recuerdo la circunstancia, pero ella me prestó el libro Vidas Vulnerables de Pablo Simonetti. En general no leo nada chileno, no porque no me interese, si no que las temáticas que tienen que ver con mi país, las vivo y respiro a diario, por lo que me parece más interesante acercarme a otras culturas o formas de vivir. Vidas Vulnerables es un libro de cuentos para adultos. Lo aclaro porque cuando yo mismo escucho cuentos, pienso de inmediato en bosques y príncipes y ese tipo de material destinado -teóricamente al menos- a los niños. Acabo de encontrar el sitio web de Pablo Simonetti y voy a pasar a leer y comentar, pero luego. Ahora, mis comentarios acá en este humilde espacio.

El libro de Simonetti se maneja siempre en el estrato socioeconómico alto de nuestra sociedad. Todos los cuentos son de gente de familias bastante acomodadas. A los pocos cuentos caché que era un libro gay. Ojo que no tengo nada a favor ni en contra de eso, pero me tincó que Simonetti era homosexual, y bueno, si era (COmo al tercer cuento me pregunté a Caty). Mis dos primeros comentarios entonces serían: Gente con plata y gay. Luego, otro gran ingrediente: La idiosincracia chilena.

Todos los cuentos son entretenidos, lo que cambia es el estilo, o la calidad en la narrativa. Me explico: No me queda claro si están publicados o no en el mismo orden en que fueron escritos. Pero en los primeros noté -y me cuesta explicarlo- una cosa rígida, académica, aburrida, poco atractiva en las primeras páginas de los relatos. Mucho nombre de calle, mucha instrucción para llegar a los lugares, OK, te creo que estuviste en Italia, pero no me parece relevante para la historia dar tanto detalle de ese tipo. Pero como dije anteriormente, Simonetti es entretenido, por lo que si bien, los comienzos me parecieron torpes, luego se vuelve excelente. La explicación creo yo, es que los años dan el oficio, el tiempo mejora a los autores. Ignoro cuantos libros tiene escritos Simonetti, pero este libro se siente fresco, debutante. Aborda muchos diferentes escenarios, y en cada uno de ellos desnuda situaciones fuertes, angustiantes. Humillantes. Muy humanas. A medida que los cuentos avanzaban, cada vez la diversión fue mayor. Pero en los últimos, debo decir que el nivel me sorprendió. Había una soltura admirable en la narrativa, y el valor de llevar las cosas mucho más lejos.

Simonetti en este libro es sutil. Nos hace partícipes de la tensión, la tristeza, la verguenza ajena. Pero siempre al borde de. En todos los cuentos hay una tensión creciente, los finales son ambiguos. Fuertes. Los protaginistas siempre terminan mal. Pero siempre todo es sutil, no se llega a golpear a nadie en la cara. Es muy realista todo en el sentido de que probablemente parte de la vulnerabilidad de la que se habla tiende a manifestarse en llanto o en silencios, pero jamás cae en lo caricaturesco, o en lo que hace Clive Barker: Ir mucho más allá, hasta que el tema o la situación no dan para más (Salvo en los cuentos que más me gustaron, donde Simonetti se va con tutti).

En términos de guión, todos los cuentos están perfectos para hacer una serie de TV. En cuanto a literatura en sí, los últimos relatos me parecieron buenísimos. Desde el cuento "Sin compasión" -que me pareció soberbio- en adelante debo decir que el libro se volvió una joya. Entre los últimos relatos, "Impar" no estaba a esa altura, pero "Peter Faraday" fue como WOW. Lo amé. El último cuento me recordó vagamente en la temática a Poe.

En general, un libro entretenido. Para la idiosincracia chilena (católicos, conservadores, aburridos, arribistas), supongo que es un libro fuerte. Somos una sociedad donde todo es tabú, y donde todos queremos parecer perfectos ganadores, pero siempre el resultado del éxito de algunos, es el dolor de otros. Simonetti construye más con cerebro que con corazón la mayoría de las historias, pero el sentimiento está a flor de piel. Ignoro que tan autobiográfico sea el libro, pero hay mucho dolor y falta de aceptación en los relatos, pero en la narración no hay empatía por los personajes. Solo se narran hechos. Hay mucho de ser homosexual en una familia conservadora, pero el libro no cae jamás en el panfleto, ya que no es un libro abiertamente gay.

El nombre del libro describe perfectamente su temática.

Es difícil dar nota final, pero del 1 al 7, al grueso de los relatos les doy un 6.0 (aclaro que solamente por los comienzos lentos de algunos, ya que insisto en que a medida que avanzan se ponen interersantes) y a los que me maravillaron, les doy un 7++, que es como un 8, pero como la escala es hasta siete, el + es como un bonus.

En general el libro me pareció bueno, pero con un par de cuentos excelentes. Al nivel de lo mejor que he leído.

We shall watch your career with great interest.

0 comentarios via Blog:

Publicar un comentario

Toonlet xD