jueves, 26 de febrero de 2009

El futuro de la entretención


En la TV nacional hablan del "Festival Internacional de Viña del Mar". Evento que tratan de hacer pasar por internacional, como el Miss Universe o la entrega de los premios Oscar. En general, no me parece nada interesante, pero me lleva a una reflexión (nada nueva por lo demás) acerca del futuro de los medios de comunicación, principalmente hablando de la entretención.

El mercado se ha ido segmentando cada vez más, pero las necesidades suelen ser totalmente artificiales, fruto de la mente perversa de los publicistas, que inventan las aspiraciones para los consumidores, y todos caen como moscas. Desde el antosocial que compra la remera con el signo de la anarquía, hasta el empresario que compra un traje Hugo Boss. Todos caen ante las necesidades impuestas por la publicidad: No tienes lo que quieres tener. Tienes lo que alguien te hizo creer que querías. La diferencia entre la publicidad y el dato, o la recomendación, es el interés. Leo un libro o veo una serie porque algún conocido me tentó. Pero en general, si compro o pruebo un producto o servicio, es por culpa de agún experto en marketing.

Pero el futuro, o mi idea del futuro es linda. Me explico. Hoy en día escucho música de mis amigos y tengo la suerte de leer comics que hacen mis amigos. Otros amigos me han invitado a ser parte de una suerte de programa de TV por Internet. En el comic por ejemplo, en mi país, la auto-edición es lo que produce las obras más interesantes. La música siempre es interesante, y la calidad se da por el talento de los autores más que por el dinero que pueda haber de por medio. La TV es compleja, y falta bastante oficio para hacer algo que pueda ser presentable. Pero los esfuerzos de hacer cosas, cada día son más, sobre todo entre la gente joven.

En el futuro, todo será Internet. No como hoy. Más rápido. Veremos programas hechos por gente como nosotros. tal como hoy leo los blogs de la gente que lee el mío, o de mis amigos, eso mismo ocurrirá con los video-blogs, los canales de TV por Internet, que producirán talk-shows y series. Se leerá y escuchará aparte de los clásicos, mucho material producido por gente de intereses similares. Las comunidades de intereses en común harán más encuentros entre miembros, y seremos todos parte y protagonistas del quehacer cultural. Vamos a darle la posibilidad a la música del tipo que nos cae mal, y vamos a evaluar basados en la calidad y nuestro interés. Ampliaremos nuestro criterio, y nos vamos a atrever a producir material. Como dijo Neil Gaiman, todos tenemos un rico mundo interior. Hasta la gente que pareciera más gris.

Gracias a la tecnología, nos veremos impulsados en forma natural a ser actores y espectadores en un gran círculo mundial de intereses comunes, con la posibilidad a un click de conocer realmente el mundo y a su gente. Y será hermoso. Y quizás mejoremos como personas y nos amemos más unos a otros por el hecho de compartir nuestro mundo interno y acceder al de otros.

Quizás no será tan lindo, pero al menos podremos ver cantando al vecino del departamento de al lado, en vez de ver esa mierda de Festival de Viña. XD

1 comentario:

  1. Me ha hecho especial ilusión este post tuyo, maravilloso como siempre. De este tema estaba hablando hace poco con una buena amiga mía. Ella defendía lo contrario (se creó un debate muy interesante) pero yo estoy totalmente de acuerdo contigo. Es más, creo que sería muy malo que no ocurriese lo que describes. La única pega que le veo, es que las personas que se dedican al arte, cmo profesión, y son extremadamente buenos, van a tener muy difícil la posibilidad de vivir de su trabajo. O no? Es que no lo sé... De hecho el debate fue sobre eso y no llegamos a un acuerdo, ni con uno mismo...jajajjajja. Pero, lo que sí tengo claro, es que nos va a enriquecer muchísimo a nivel artístico-cultural y eso es muy bueno para esta especie a la que pertenecemos...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Toonlet xD