martes, 24 de febrero de 2009

Siútico de Óscar Contardo


Siútico es un libro terrible. Y chileno. Me explico: No es un libro que pudiera tener interés para alguien de otro país. El sentido de "Siútico", es describir a todo nivel, las diferencias económico-sociales en Chile. Con múltiples referencias, sin tapujos, ni escatimar fuentes, y sin ningún pudor, este libro nos habla sobre el arribismo, el denostar a otros seres humanos, basados en su origen, apellidos, barrios, color de pelo, forma de hablar y vestir. Hay montones de referentes culturales, y muchas historias y mitos. Hay entrevistas, opiniones, clasificaciones. Nadie quiere ser considerado un ser humano horrible supongo, pero las cosas son así.

"Siútico" es un libro valiente, y dudo que nadie puede quedar indiferente ante él. Recuerdo que un amigo cubano radicado ahora en mi país, me dijo en una conversación sobre lo que le llamaba la atención de Chile, que una de las cosas que le parecía más fuerte, era que las personas ignoran a otras más humildes. Por ejemplo: En las oficinas, a las señoras que hacen el aseo, se las mira como si no fueran seres humanos. Nadie quiere verlas ni tratar con ellas. No es que las personas de cargos más altos las desprecien, el hecho es que para muchos chilenos, la posición económico-social es más que una anécdota, es lo que te define como ser humano para siempre. Me decía este amigo, que en Cuba, es normal ver al médico jugando cartas con el obrero en las tardes en las plazas. Acá en Chile en cambio no se come con la nana. La nana come sola. No en la misma mesa que los "patrones". Conozco en lo personal a mucha gente que se llena la boca con la espiritualidad, con el amor, y que en su casa cuenta con "nanas" (empleadas domésticas). No les hablan. Las "asesoras del hogar" están ahí para cumplir una función y nada más. Por eso no se come con ellas ni se intima demasiado. Al chileno le gusta marcar diferencias basados en estas invisibles normas.

En alguna revistilla liviana nacional, apareció publicado "El rotómetro". Una especie de test que te indica (se supone que es cómico) tu grado socio-económico, basado en cómo hablas y en tus gustos. No es lo mismo decir "pollera" que "falda" (Que diablos es una "pollera" XDDD), no es lo mismo "tomar once" que "tomar té", dime como hablas y te diré quién eres: Hay un cierto apego a una aristocracia que nunca fue.

Cuando nace un bebé (Se supone que es arribista decir bebé) la gente se alegra si nace rubio o rubia. Una vez estaba con unos amigos y la mamá de mi amiga comentó algo así como "La Andrea tuvo una guaguita preciosa, rubiecita", a lo cual contesté "Que bueno, porque todos sabemos que las guaguas negritas son horribles". Supongo que entendió mi sarcasmo. la gente busca marcar diferencias, haciendo sentir mal a otros. Desde el color de la piel, hasta los apellidos.

En teoría en Chile, llamarse Jhonny Tapia, es de gente pobre, vulgar, sin educación, y que probablemente no va a triunfar ni a destacarse en nada importante en la vida. En el libro Freakonomics, el economista Steven D. Levitt menciona como los nombres influyen en la vida de los hijos. La diferencia con Chile, es que acá siempre está el mirar en menos, tratando de sentirse mejor con esas diferencias. En el mundo desarrollado está bien visto triunfar. El que nació pobre y ahora es rico es admirado, ya que de alguna forma le torció la mano al destino. En Chile, se habla pestes de los "rotos con plata".

Desde la comuna donde vives, pasando por los colegios donde estudiaste, son requeridos en los currículums para los trabajos. Con foto y edad además. Si eres un "roto" es difícil que obtengas un puesto para "gente bien". Puedes ascender en esta escala social horrenda si te "casas con alguien de apellido" por ejemplo. Hace años el papá de una chica con que yo salía, me dijo "Trabajo en esto, debido a la comuna donde vives, no podrás ser gerente de alguna de las empresas para las que yo trabajo". Me lo dijo en una discusión de algún tipo. Fue para ningunearme y cerrarme la bocota. El hecho es que este señor nunca supo que yo lo admiraba. Siempre lo respeté y me caía muy bien. Claro que en esa época yo era un insoportable (Más que ahora supongo XD).

En Chile, tratar a los demás de rotos, de siúticos, de picantes, flaites, cuicos, y otros calificativos es pan de cada día. En cualquier discusión que se agrava, se hacen notar estas diferencias. En la TV criolla, el "humor" de los "humoristas" se basa principalmente en la burla descarada por los defectos físicos del otro o su condición socio-económica. Probablemente esto pase más frecuentemente en países capitalistas y tercer mundistas, donde el dinero y la supuesta "clase" que conlleva tener plata se ven como algo maravilloso, que hace que tu vida sea lo máximo. El chileno se siente mejor y más lindo que la gente de países que están al lado y mejor que su vecino moreno que tiene un apellido "sin una larga tradición". Que maravilla que somos XD.

La principal gracia de "Siútico, es que en un estudio serio (afortunadamente bastante entretenido) sobre estas ideas chilenas acerca de la pertenencia o no pertencia a ciertos grupos sociales.

Finalmente aclaro que me gustan las rubias (Y las castñas, morenas, pelirojas, etc XD). También que en mi caso, yo me burlo de todos por igual. Pero también los amo a todos por igual. Es una mezcla entre tener sentido del humor y querer ser un iluminado a la vez. ¿No tiene sentido? Muy Zen of course (Es de arribistas poner palabras o frases en inglés entre medio, soy un aspiracional XD).

Siútico, arribismo, abajismo y vida social en Chile
Óscar Contardo
Editado por Vergara (Grupo Z)
2008

11 comentarios:

  1. Así de clarito nos ha quedado a todos. Ya conozco algo más de un país que me queda tan lejano. Y como con ésto ocurre lo mismo que con los hermanos, que sólo uno mismo puedo hablar mal de lo suyo, leo, aprendo y me callo. Aunque en todas partes se cuecen habas.

    Saludosssss

    ResponderEliminar
  2. Sí, pues. Todos necesitamos sentirnos valorados y pertenecientes a algo, por eso también están los nerds, los genios y otros grupos que se creen mejor que los demás porque saben más de esto o de lo otro.
    Para mí lo único de verdad importante es la bondad y la capacidad de amar. Eso es lo único que puede hacerte mejor que otro ser humano.
    Por otra parte los humanos necesitamos sentirnos mejor que el del lado, en gaia se desdeña a los noobies y en EEUU a la gente sin plata aunque sean de familia de mucho renombre.
    Me dieron muchas ganas de leer ese libro.
    salu2 desde mi planeta,
    kitty valerie

    ResponderEliminar
  3. Acabo de "leer" Siútico —en pedazos, abro cualquier página y leo un poco. Me he reído mucho. No tenía idea que siempre viví entre siúticos. Si tomásemos en serio las calificaciones de Contardo, la mitad de Chile es siútica.
    Porteño en California

    ResponderEliminar
  4. yo creo que no tienes claro lo que significa ser siútico en Chile. El que tengas o no tengas plata no tiene nada que ver con que seas cuico o no.
    Lee el libro para que puedas hacer una crítica como corresponde.
    att. y sin ámbito de ofender.

    ResponderEliminar
  5. Hola. Leí el libro y no comento el libro. Reflexiono al respecto. Muchas gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  6. Desde España, enhorabuena por el blog y por la valentía a la hora de hablar de este libro. No estoy de acuerdo en que sólo sea interesante para chilenos, yo soy español y me interesó muchísimo. Primero, porque retrata muy bien una realidad social chilena que pasa desapercibida para el turista poco observador, aunque también supongo que las cosas están cambiando poco a poco; y segundo, porque en prácticamente todos los países hay algo de clasismo y arribismo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Hola Antonio. Muchas gracias por tu comentario. Y comparto lo que dices. Totalmente. En general me parece que los valores intangibles que separan a las personas (Inteligencia, Snobismo, Religión, etc) de otras son tan nefastos como la comparación basada en lo material. Solo los ninjas somos mejores que el resto (Broma) Un saludo y gracias nuevamente por comentar. =)

    ResponderEliminar
  8. Hola, es muy cierto lo que mencionas acerca de la sociedad chilena en general y tocaste varios puntos y visiones que se omiten día a día o se dan por obvias, a veces el silencio es peor que una palabra mal usada.
    Aún no me leo el libro, de hecho, estaba buscándolo por internet y dí con este blog jaja. ¿Alguna página donde pueda encontrar este libro online? Saludos!

    ResponderEliminar
  9. El libro es entretenido y, por sobre todo, está muy bien escrito. También parece estar bien documentado. Le encuentro dos pifias. La primera es que, como lo establece muy bien el autor, el tildar de siútico a alguien automáticamente pone al examinador en un estado de superioridad (daño colateral en este caso?), algo que empaña en ocasiones el criterio de Contardo. Lo segundo es que en la última parte, la de los cuicos, hay mucho menos rigor en las clasificaciones y parecen más una opinión al voleo que el resultado de un estudio serio y documentado.

    ResponderEliminar
  10. aun no leo el librito este ,pero se muy bien que no a ganado ningun premio , por lo tanto veo mas lejana la posibilidad de leerlo , ademas recriticar nuestra propia cultura y no darle una ventaja de ser parte de nuestra historia social , es feo . asi somos y tu tambien eres asi , es nuestra razon de vivr.
    saludos
    El Siutico

    ResponderEliminar
  11. aun no leo el librito este ,pero se muy bien que no a ganado ningun premio , por lo tanto veo mas lejana la posibilidad de leerlo , ademas recriticar nuestra propia cultura y no darle una ventaja de ser parte de nuestra historia social , es feo . asi somos y tu tambien eres asi , es nuestra razon de vivr.
    saludos
    El Siutico

    ResponderEliminar

Toonlet xD