sábado, 26 de septiembre de 2009

Bettie Davis Eyes


Ella lloraba en su cama. En todo el día no se había levantado. Decidió destruír las cartas y los recuerdos, pero no pudo. No tenía las fuerzas para hacerlo. Además, sabía que eso no ayudaría sinó a sentirse peor más tarde, cuando la crisis pasara. Todo el sábado estuvo en la cama llorando. Hizo un poco de zapping, pero nada ayudó. No había nadaque hacer. No podía sacarse de la cabeza todas las ideas. Eran demasiadas. Tantas teorías. Sentía que sus pensamientos eran como un enjambre de abejas que bullían en su cerebro. Buscó en su velador el frasco de pastillas para dormir, pero se habían acabado. No se iba a morir, nadie se muere por amor. Pero quería morir. El reloj no avanzaba, era muy temprano y la manecilla de los segundos se movía a un ritmo irreal, ella calculó tres segundos por cada segundo. Era la realidad. El tiempo es lento en el dolor, pero vertiginoso en la alegría. De alguna forma en los momentos buenos, en los días locos de sexo sucio, algo había faltado. Esos momentos eran espejismos ahora. No había nada para ella en los recuerdos, solo algo de calentura, pero lo exhasperante era el infinito dolor. Quería repetir. Quería que todo fuese como antes, sentía de alguna forma que no había aporvechado de decir tantas cosas que ahora sentía como trascendentales. Se arrepentía tanto de lo que no dijo. Pero ya había pasado el momento. Ahora estaba sola en su cama. Caliente. Los dedos no bastaban, lo quería a él. El único problema es que él no la quería a ella. Él quería a otra. Se torturaba pensando en los momentos que de alguna forma parecía ser la vida de otra persona, muy diferente a ella. Parecía todo haber surgido de un sueño, una película, una novela... La ficción de alguien con talento y maldad. Los textos de un especialista en dramas. Pensó en llamar a sus amigas, pero ya sabía de que iba a ir el panorama con ellas y no le interesaba. El enamorado de turno era la segunda opción. Era un hombre bueno. Pero no era él. Claro, el verdadero causante de sus miserias no tenía nada especial, había decidido no volver a enamorarse de nadie, y menos de un tipejo como él. Su enamorado en cambio, era un hombre correcto. Bueno. Divertido, incluso buen partido. Pero no era aquel otro, por el que lloraba. Entonces se dio cuenta del gran cliché. Se vio a sí misma a través de ojos nuevos. Una hermosa mujer llorando en su cama por un imbécil. Como tantas otras. Y vio a muchas mujeres. Miles en el mundo. Rusas hermosas, humildes africanas, orgullosas neoyorkinas, pequeñas peruanas, vio muchos rostros. Escucho los pensamientos de todas, y eran iguales a los suyos. Todas sufriendo por lo mismo. Por el amante abusivo, por el ególatra, por el artista muerto de hambre, por el rockero rudo, por el mujeriego, por el labrador, por todos y cada uno de los hombres causantes de sus dolores. Y descubrió al no sentir nada por todos esos hombres anónimos, que para todas las mujeres de su visión, su hombre tampoco sería nada. Luego vio el mundo desde arriba, desde muy lejos. Vio gente nacer y morir. Vio generaciones que no serán recordadas, vio lápidas, cientos de ellas, con caracteres en todos los idiomas, vio la historia del mundo y el fin. Vio madres dar la vida por sus hijos, vio soldados, guerras y dolor. Vio el universo, las galaxias, millares de estrellas explotando en la inmensidad del vacío. Se levantó. Tomó una larga ducha caliente, encendió su computador portátil, trajo un reconfortante café, y se sentó a escribir. Esta vez si iban a haber clichés serían en su obra. El sabor del café en su boca le trajo miles de mañanas de infancia, donde la vida la había sorprendido una y otra vez. Miró al espejo de la pared y vio en sus ojos, los ojos de Bettie Davis. Sonrío y empezó a escribir. "Ella lloraba en su cama." Era un buen comienzo. Purgaría los fantasmas, llevándolos a otro plano. Los dedos empezaron a bailar sobre las teclas, y el relato comenzó a tomar forma. Nada importa: Tarde o temprano todo se acaba. Y al final lo que queda es el arte.

0 comentarios via Blog:

Publicar un comentario

Toonlet xD