martes, 6 de octubre de 2009

More than this


Sudorosos tras hacer el amor reían sin parar, el efecto del alcohol y las drogas aún persistía, a pesar de los litros de agua perdidos, se sentía una especie de vapor de aroma dulce, mezcla de todos los momentos recién vividos, con algo de Channel 5 y de Nag Champa. Era la madrugada del sábado. Habían estado juntos desde hacía un par de horas. Se abrazaron, mientras ambos escuchaban la mezcla de ambos corazones latiendo con fuerza, se dijeron algunas palabras dulces, alabaron el desempeño del otro, se burlaron de la iglesia católica, de la moral y de varias cosas en relación a los acontecimientos inmediatos, hicieron promesas de amistad y amor eterno, sin tomar en cuenta que el destino es inexorable, y sus caminos desconocidos. Sin quererlo, ni tomar el peso, estaban felices, y en realidad nada importaba. Era el aquí y el ahora. Eran felices, y nada más importaba. Ninguna diferencia sustancial entre ellos tenía cabida. Era la estación del triunfo, y ellos los únicos pasajeros en la soledad. Ambos se juraron amor eterno, amor por la buena mesa, por el sexo y por los buenos momentos. Él en cambio, lo hizo por ella, porque en verdad le amaba, mucho más allá y atemporalmente. El amor de ella era apasionado y caprichoso, y se podría evaporar o podría cambiar según las estaciones. Él en cambio era un animal de costumbres y sus ideas respecto a todo eran bastante fijas. Era difícil que él cambiara de opinión, ya que era un ser sencillo. Cuando él empezó a hablarle de las futuras vidas y los futuros encuentros que esperaba en todos los ejes que el tiempo pudiese presentar, y la vida eterna, o el infierno y sus infinitas teorías sobre el más allá, ella lo besó. Antes de quedarse dormida, le susurró al oído "More than this... There is nothing". Él la abrazó, mientras pensaba si ella hablaba de ellos, de esa noche, del futuro, o de la probable existencia de algún dios. Entonces respiró profundamente. Y al llenar sus pulmones del aire teñido con miles de aromas, supo que tenía que haber algún tipo de dios, o no existiría una mujer como ella en el mundo, ni tampoco un perdedor como él podría tener tanta suerte...

=)

1 comentario:

  1. Ningún comentario!
    Por favor...definitivamente te debía haber leído antes...lectura obligada de cabecera...
    Mencionas que no te gustan los halagos, pues lo siento, tendrás que acostumbrarte, escribes genial.

    ResponderEliminar

Toonlet xD