miércoles, 3 de marzo de 2010

Terremoto en Chile 01 marzo

Era sábado y estábamos en Tobalaba en el departamento de la Nara. Estaba Ariel, el pololo de la Nara, famoso porque su papá le dijo que no hablara como maricón, la Gere que es la mejor skater & guitarrista de la tierra, la Asmara, que es un acróbata máxima, el Sharky, a quién yo le decía charqui, la Natalia, que es lo máximo y es mi partner en Tech Deck, mi amada esposa Caty, que es como la emperatriz del universo kobaliano, y su humilde servidor, queridos lectores: The amazing Kobal, quién les habla.

Hasta el momento todo había sido más o menos fome, ya que la Wii guateó, y nunca pudimos jugar Guitar Hero III. Estábamos por marcharnos, cuando puse Ghosbusters en el DVD. Estábamos todos atentos, cuando Slimer se dirigía a toda velocidad hacia Peter Venckman, serían como las las 3 y media de la mañana. El plan era irnos después de esa maravillosa escena. Pero justo antes del impacto entre el fantasma y el científico (XD) se cortó la luz. Entonces todo quedó oscuro. Hacia el ventanal se veían los otros edificios y la noche, digna del Dark Knight. Entonces empezó a moverse todo. Ví que varios estaban en la puerta interior que separa el hall del living, y me fui para allá. Llamé a Caty que estaba en el baño. Se vino rápido y me abrazó. Entonces de pronto, de alguna manera todos estábamos abrazados en el marco. Ví que Natalia lloraba del miedo y la acerqué. Asmara estaba en el siguiente marco sola. Caty decía "Ya va a pasar". Todos estaban hacia mi cuerpo, y yo mirando hacia el enorme ventanal. De pronto el movimiento se hizo más fuerte, todo se movía, los ventanales explotaban y afuera habían extrañas luces que parecían venir de todas partes. Los otros edificios se movían como si fuesen de gelatina, mientras las cosas al interior del departamento se empezaban a caer. Aparte del sonido generado pro el caos mismo, las construcciones y lo que se caía en toda la casa, se escuchaban gritos, varios tipos de sirenas, y seguían las luces. Parecían explosiones, rayos, relámpagos o cualquier cosa. De pronto, todos los ventanales estallaron dentro de la casa y fuera también. Y dejé de luchar porque todo indicaba que era el fin. Pensé en Cloverfield. En ese momento, claro, la opción principal decía que era un temblor o terremoto, pero podía ser una guerra, una bomba, muchas bombas, guerra, o lagartos gigantes del espacio. El hecho era que más tarde, conversando entre todos, dimos por hecho que era nuestro fin. Lo único bueno era que estábamos entre buenos amigos.

Hoy han pasado como cuatro días. Ha ido llegando la luz, el agua, el gas y las cosas se están arreglando. En las noticias hemos visto tremendos desastres. la gente de Concepción y alrededores vive pérdidas totales.

Lo importante para quienes sobrevivimos es que simplemente estamos vivos. Y eso es razón de sobra para levantarnos y seguir adelante.

Un gran abrazo a todos. Espero que ustedes y sus seres queridos estén bien. Suerte y ánimo.

0 comentarios via Blog:

Publicar un comentario

Toonlet xD