martes, 25 de mayo de 2010

El ego y el amor

Nunca he entendido porqué la gente se ofende tanto al sentirse rechazada. En el ámbito laboral puedo entenderlo, ya que se muchas veces se trata de injusticias, o de falta de agradecimiento. Pero en las relaciones amorosas me intriga. Primero, si partimos de la base que el amor es algo que viene y va sin más, no se puede exigir mucho, además los seres humanos somos muy cambiantes. Hacemos cosas sin tener idea de nada. Vivimos como pájaros. Hablo del amor de pareja, de amantes. A lo largo de mi vida me ha tocado ver tantas veces como el amor no correspondido se transforma en un sentimiento tan feo como es el resentimiento. La gente debería entender que el amor no es algo que se saca del bolsillo y se regala. No se trata de la belleza, ni del talento, ni de la inteligencia (Aunque todo ayuda XD). Se trata simplemente del amor en sí mismo. Somos sus instrumentos. Entra en nosotros y nos hace cambiar, odiar, llorar, mejorar, nos cura, nos sublima y destila, nos puede servir para purificarnos o nos puede incinerar. El ego desmedido puede hacer que creamos que si alguien nos deja, es nuestro enemigo. O ni siquiera eso. Puede hacernos creer que somos importantes. Que nadie debería hacernos daño porque somos la hostia. Somos lo mejor del universo, ¿Cómo alguien podría despreciarnos? Y la respuesta es tan simple. Es porque el amor es azaroso. Enamorarse mutuamente es una suerte y un milagro. Nada más. Olvídense de las explicaciones pseudo-académicas. Olvídense de la psicología, de la teoría de las hormonas y chao con Darwin. Todo eso puede ser cierto, pero al ser nosotros los afectados directamente por el torbellino emocional, las teorías pasan a no valer nada, claro hay gente que se calienta la cabeza pensando "Esto me pasa por esto y esto otro", pero no importa: Si te enamoras, nada más que hacer. Nos crian para amar y ser amados, pero por el camino a veces sucede que las cosas cambian. No es lo mismo amar que pregonarle al mundo que amas, si por dentro estás llorando. Tengo tantos casos que pueden servir de ejemplo, pero como en todo lo que se abstrae, los involucrados reales no tienen distancia para con el hecho en cuestión. No puedes ver el bosque si estás rodeado de árboles. El amor viene y va. Es una suerte que nos quieran, y más suerte aún es que el amor sea mutuo. Cuando nos dejan, es inevitable tener el corazón roto, pero puedes seguir adelante con la frente en alto y guardar en tu corazón todo lo que fue importante y lindo, o puedes ser un sith y rumiar tu resentimiento de mierda, claro, si lo haces todos se darán cuenta y pensarán que sigues enamorada (o). Que alguien no nos quiera, por el motivo que sea, significa simplemente que no hubo suerte con aquella persona. Claro, si te pasa eso siempre, puede haber otros problemas, como extrema fealdad, conducta auto-destructiva, etc. Pero como dice mi héroe personal Ryu: No hay que rendirse. Nunca. -Ni en el fin del mundo- dice Rorschach en las nieves eternas. Hay que seguir adelante. La vida está llena de amor. No hay que perder la esperanza de encontrarlo. No siempre viene en el envase que nos gustaría, o de la forma que queremos, pero quiero decirles, mis amados lectores, que la vida sabe lo que nos conviene. Hay que ser humilde y tratar de aprender las lecciones que la Gran Maestra vida nos trata de entregar cada día. Nos vemos en SSF4 PS3 Online !!! Good night and good fight !!!

0 comentarios via Blog:

Publicar un comentario

Toonlet xD